Animal cautivo

Hay que asumir que se es un animal, cautivo, entre los límites poco claros del espacio cibernético, universal, dudosamente real. Soy un animal... sólo tengo esa certeza y no me queda otra alternativa que escribir poesía para humanizarme. Tal vez debo decir solamente Escribir. Sé que no es la mejor manera para instalarse en un blog dispuesta a cazar espíritus. Pero tengo un hambre de pasión metafísica que convierte en Dios todo lo que toco.

miércoles, febrero 22, 2006

Diferencias semánticas



















(Fotografía: YOLE. Ingreso a casa de Julieta, en Verona)


Diferencias semánticas

El tiempo se devuelve y enmudece/ perdemos/ estamos perdiendo el juego que nunca creímos jugar/ De voz en voz/ nuestras fuerzas se diluyen/ En este encuentro/ cada cual al otro lado de su destino/ espera/ Aparecemos sin cruzar las palabras confusas/ que nos someten/ Callar es a veces la solución/ el casillero vacío que impide el puzzle/ Que no nos entendamos/ no es extraño/ para eso se escriben las canciones/ que después recordaremos/ a la orilla de los años/ No se puede negar/ Siempre algo sobra o falta/ para comprender el rompecabezas/ No existe el paisaje perfecto/ No somos el uno para el otro/ y no hay otro para uno/ ni se puede extraer desde el espejo/ la imagen que nos complete/ Otra máscara desvanece su guiño/ Nos amábamos sabiéndonos/ complejos/ en crisis/ escapando del pasado/ intentando abordarnos desde la duda / a tientas/ Cómo saber para ganar o perder tiempo/ para no caer sin poner las manos/ No tenemos siete vidas y el cuento es breve/ Un sol exageradamente sol invalida mi cortina/ como un signo/ asalta el cielo/ y hace latir los tejados/ Un sol como aquel que llegó contigo/ estalla en el horizonte/ y se derrama gota a gota/ La complicación es ahora rehacerse en dos/ Dejar de sentirte/ o adivinar tu rumbo/ Pero por si ésta fuese una despedida/ desearía/ que identifiques y te lleves contigo/ las palabras que siempre quisiste oír/ porque como dijo un amigo/ nuestros desencuentros son tan solo pequeñas diferencias semánticas/ Por supuesto/ debo reconocer que el lenguaje/ es el arma más mortífera de todas

6 Voces dicen:

Blogger Eduardo Dice...

Me rindo ante tus palabras Lila... me encanta este poema que escribiste, me encanta con sincero encantamiento...

miércoles, febrero 22, 2006 10:43:00 p. m.  
Blogger loi loi Dice...

Las palabras... si tienes razón es un arma mortífera, a veces estan demás, a veces son las apropiadas.

Un abrazo!

Loida!

jueves, febrero 23, 2006 2:02:00 p. m.  
Blogger Bohemia Dice...

El lenguaje puede unir como melaza, pero también puede crear los mayores vacíos...
Interesante post!

jueves, febrero 23, 2006 3:20:00 p. m.  
Blogger yole Dice...

Todo se llena de letras como el laberinto de los sueños.
Besos.

viernes, febrero 24, 2006 2:11:00 p. m.  
Blogger stella Dice...

con las palabras se construye..pero tambien se destruye..

me encanto este post!!!
felicitaciones...
chauuu

sábado, febrero 25, 2006 1:02:00 a. m.  
Blogger ** Dice...

diferencias semánticas. a veces que el problema es una conjunción entre éstas y las diferencias verbales. las relaciones se van a la cresta por detallles lingüisticos, como por ejemplo: "me voy" (si no se dice hasta cuando , es un caos. y a veces queda la duda si uno de los dos no se ha estado yendo hace días o meses o años y pareciera ver que los verbos son engañosos, porque actualizan o niegan actos de manera radical).

sábado, febrero 25, 2006 2:50:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home