Animal cautivo

Hay que asumir que se es un animal, cautivo, entre los límites poco claros del espacio cibernético, universal, dudosamente real. Soy un animal... sólo tengo esa certeza y no me queda otra alternativa que escribir poesía para humanizarme. Tal vez debo decir solamente Escribir. Sé que no es la mejor manera para instalarse en un blog dispuesta a cazar espíritus. Pero tengo un hambre de pasión metafísica que convierte en Dios todo lo que toco.

martes, octubre 16, 2012

La historia no cambia tanto (poemas, Lila Calderón)




Estos dos poemas forman parte de mi primer libro: "Balance de blanco en el ángel triste de Durero", y fueron ilustrados y publicados en un texto de Editorial Santillana hace muchísimos años. Cuando los encontré, escaneados en una de mis carpetas virtuales, me pareció que debían salir a tomar aire y decidí compartirlos aquí.
.
.

4 Voces dicen:

Blogger Colombine Dice...

muy buen poema .felicidades

miércoles, octubre 17, 2012 5:57:00 p. m.  
Blogger lila Dice...

Saludos, abrazos y recuerdos, Colombine. Se le extrañaba por estos lares del sur.

miércoles, octubre 17, 2012 10:22:00 p. m.  
Blogger Manchados Dice...

Son preciosos Lila...!!!!

jueves, diciembre 06, 2012 3:43:00 p. m.  
Blogger lila Dice...

Gracias, amigos de La Mancha, abrazos.

lunes, diciembre 31, 2012 6:51:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home